Interactuar con otras religiones

Interactuar con los creyentes de otras religiones

Extracto del Evangelio del Monstruo de Espagueti Volador

Ahora vamos a repasar las diversas religiones y a dar consejos a los nuevos misioneros. Como se señaló anteriormente, la interacción con otras religiones es un tema delicado, ya que la mayoría de las personas que ya han encontrado una religión creen incuestionablemente que la suya es la correcta. Esto se debe al hecho de que las religiones mayoritarias han conseguido convencer a sus seguidores de que la fe, creencia no apoyada por pruebas, es algo bueno. Y así, en el proceso de conversión, por ejemplo, de cristiano a pastafari, no solo tiene que convencerlo de creer en un Dios diferente, sino que también hay que convencerlo de que la creencia sin fundamento, aunque más cómoda que pensar, no es nuestra forma de hacer las cosas. En otras palabras, rechazamos un dogma pastafari categóricamente. Así que es posible que, incluso si su converso potencial acepta la existencia del Monstruo de Espagueti Volador, pueda no estar dispuesto a abandonar su creencia dogmática después de haber crecido acostumbrado a que sus valores morales los decidieran otros. Conquistar esa plaza es muy difícil. Eso no significa que no lo intentemos, claro. A los pastafaris nos encantan los retos.

La elección de un objetivo requiere de algo de psicología. Algunas religiones son más abiertas que otras. Por suerte, no es difícil discernir lo que se considera aceptable en cada religión.

A LOS MORMONES, por ejemplo, les gusta andar de puerta en puerta hablando con desconocidos acerca de la fe. De ello se deduce que, dado que es el método que eligen para sus charlas y darán la bienvenida a los misioneros pastafaris que llamen sin previo aviso a sus puertas. Le sugerimos llegar lo más temprano posible, y a ser posible en fin de semana, para despertarlos y dar una buena impresión. Cualquier persona puede levantarse a mediodía, pero se necesita dedicación y carácter para hacer visitas a las cinco de la mañana. Sus potenciales conversos exmormones / grumetes-pastafaris es probable que se den cuenta de esto y se queden impresionados. Tampoco vendría mal llevar algo de naranjada, que para los mormones es como el crack. Nadie sabe exactamente por qué, pero los científicos dicen que probablemente tenga algo que ver con las anomalías provocadas por generaciones de poligamia endogámica.

Pasando a los cristianos, parece que la mayoría no se dedica a lo de la labor misionera puerta a puerta, así que supondremos que prefieren la privacidad de sus hogares. Sin embargo, en público la cosa cambia. Se puede encontrar a los cristianos propagando su fe por la ciudad, en ocasiones desde cargos públicos electos. Podemos colegir de esto que los cristianos valoran expresar su fe en público, y de ello se sigue que apreciarían esta conducta en miembros de otras religiones, específicamente entre el MEVismo.

Tomemos, por ejemplo, un grupo de cristianos en una calle del centro una noche de viernes, protestando respetuosamente a los jaraneros con pancartas amables y nada enjuiciadoras como LA FIESTA ACABA EN EL INFIERNO y ARREPENTÍOS, PECADORES: LA FIESTA ACABA EN EL INFIERNO. Estos mensajeros creen tan profundamente en compartir su interpretación de la fe cristiana que están de pie horas pasando frío. Mentes tan abiertas de gente tan generosa son objetivos maduros para un intento de conversión al MEV.

Sugerimos imitar estas conductas todo lo posible. Haga sus propias pancartas, pero con nuestras creencias escritas en ellas. Considérelo un intercambio cultural donde ambas partes pueden aprender de las creencias del otro. Y es una gran oportunidad para explorar diferencias y semejanzas en posteriores intentos de conversión. Por ejemplo, nuestros amigos de la esquina puede que piensen que beber cerveza es malo, como se puede ver por sus advertencias de la condena eterna en los fuegos del infierno, una obvia pero no insuperable diferencia con lo que nosotros decimos, que es que la cerveza mola un huevo. Y aunque puede que haya muchos puntos de vista opuestos, seguro que habrá semejanzas. Los cristianos creen en un Paraíso que flota en las nubes, lleno de sol y felicidad y todo lo demás, con un criterio de admisión establecido por un Dios justiciero, y la moral es la que determina si te van a dejar a entrar o te mandan a enfrentarte a un eterno lago de fuego ardiente. Los Pastafaris también creen en el Paraíso, así que ya ven que tenemos algo en común sobre lo que empezar a construir algo. Aunque es cierto que el Paraíso del MEV es bastante diferente, y que incluye un Volcán de Cerveza y una Fábrica de Strippers, entre otras atracciones, esos son detalles que no necesariamente tienen por qué ser revelados inmediatamente.

Los cristianos constituyen un buen porcentaje de la población mundial, así que obviamente vamos a tener que tratar mucho con ellos. La mayoría, afortunadamente, no andan evangelizando por las esquinas, esperando simplemente a que los conviertan. Muchos son más conservadores, y prefieren que les digan únicamente cómo pensar en vez de decir a los demás cómo deben pensar. Al principio puede parecer que este grupo es ideal para ser asimilado por la religión del MEV, y que podríamos simplemente, en teoría, decirles qué nuevas cosas tienen que pensar. Pero recuerden: el monesvolismo es un tipo de religión radicalmente diferente.

Nosotros no decimos a los demás cómo pensar y, nunca lo diremos bastante, rechazamos el dogma de plano. Nuestros principios nos impiden afirmar que sabemos todas las verdades. En cambio, apoyamos firmemente nuestras creencias, contemplando la idea de que podrían estar equivocadas. Nuestras creencias están basadas en la pura observación empírica, y por tanto sería poco honrado intentar convertir a los cristianos, conservadores y apegados al dogma, de este modo.

Además, hágase notar que, aunque aseguremos que la mayoría de los cristianos prefieren la creencia dogmática al pensamiento libre, en modo alguno estamos menospreciando o haciendo de menos a sus creencias. Hay que admitir que el dogma tiene una serie de funciones, prima el control social, y permite a sus seguidores adoptar un conjunto rígido de guías morales y de conducta. Para mucha gente esto no solo es reconfortante sino necesario, especialmente para los cristianos renacidos, la mayoría de los cuales estaría en la cárcel si no fuera por el mensaje dogmático de la Iglesia de dejar de hacer algunas putas locuras. Estoy seguro de no ser el único en decir que prefiero tener a los renacidos controlando las juntas escolares antes que estén robando el estéreo de mi coche para conseguir drogas. En ese sentido, el dogma no es tan malo.

Dejando de lado a los chalados de los renacidos, y tan lejos como sea posible, muchos cristianos aceptan la Iglesia por razones legítimas. En algunos casos, creen realmente que lo que les hacen tragar es la verdad, y esto nunca es un problema. Otros aceptan la Iglesia por la cantidad de pensamiento que se ahorran con ello. Y luego están algunos cristianos que disfrutan con los beneficios sociales de un sistema de creencias dictatorial, pero al mismo tiempo en realidad no aceptan ciegamente cuando les dicen que es la verdad incontrovertible. Estos miembros de mente abierta son nuestros más probables conversos a la Iglesia del MEV. Esta gente no acepta la Biblia como una verdad literal, y por alguna razón encuentran poco creíble, por ejemplo, que la primera mujer humana se crease de una costilla, o que toda la tierra se inundase. En resumen, son cristianos, pero no han sido infectados por el dogma, y son por tanto todavía capaces de pensar libremente. Ellos son los primeros candidatos a convertirse al MEV.

El problema, por supuesto, es separar a los cristianos moderados y abiertos de mente de los dogmáticos cerrados de mollera. Por suerte esto ya lo han hecho por nosotros. Solo tenemos que visitar universidades y librerías, o lugares parecidos, donde el pensamiento independiente esté protegido y donde las personas inteligentes y educadas tienden a reunirse. Allí habrá poca gente constreñida por el dogma.

Estos CRISTIANOS MODERADOS deberían requerir de un mínimo esfuerzo para su conversión. Ya que son de mente abierta e inteligentes, rápidamente verán los beneficios del sistema de creencias basado en pruebas empíricas. Una religión que tiene en sus más preciadas posesiones el rechazo total al dogma no es muy probable que se vea infectada por los cerrados de mente, y los cristianos moderados seguro apreciarán esto.

Quizá no sorprenda que el principal escollo sea el asunto de Jesús. Un converso totalmente dispuesto al que ya le gusta la ideología, y probablemente también los Piratas, puede que no se permita unirse porque siente una conexión personal con el Jesús de los cristianos. Es comprensible. Y recuerden que no es cosa nuestra, como Pastafaris, decir a los demás que sus creencias están equivocadas. Nuestra misión es simplemente presentar nuestras ideas, no juzgar las de los demás, y desde luego no imponer nuestras creencias a los otros. Por tanto, si se encuentra en una misión con un cristiano moderado, creo que es apropiado indicar que el MEV, siendo todopoderoso, pudo haberse disfrazado Él Mismo como Jesús, y poner en marcha los acontecimientos que ahora son la base del cristianismo. Si ese es el caso, y parece perfectamente verosímil, la conversión al MEVismo sería más consistente con el cristianismo que adorar al Dios cristiano como si fuera el MEV.

Y ya por último, podría hacer a un cristiano moderado, una pregunta que, sin duda, ya hemos oído antes: ¿Qué haría Jesús?

Proponemos que Jesús hubiese echado un vistazo a cómo van las cosas y se habría convertido al MEVismo. Nuestras creencias y el rechazo del dogma son mucho más consistentes con su ideología que el mucho más dogmático cristianismo de nuestros días. Y encontramos difícil de creer que Jesús aprobase muchas de las políticas promulgadas en su defensa. Y probablemente tampoco se tomaría a bien las guerras que se han luchado en su nombre.

¿QHJ? SCALMEV

Los CRISTIANOS RENACIDOS presentan una serie de desafíos muy diferentes. Aunque técnicamente pertenecen a la fe cristiana, son una entidad separada y encerrada en sí misma. Dudamos en referirnos a ellos como cristianos, porque su conducta apenas refleja la de la mayoría de los cristianos, que no están locos.

Los cristianos renacidos son los más dogmáticos de todos, porque el dogma en sí es lo que forma su sistema de creencias. Los renacidos creen que todo el mundo necesita que le digan lo que debe hacer, y siendo realistas eso es lo único que los mantiene fuera de la cárcel. Este grupo tiene un poderoso sistema de creencias, y les contarán todo sobre él siempre que se presente la ocasión.

Información desde el Pentágono

Debido a sus fuertes convicciones dogmáticas, no aconsejamos ir a por los renacidos de momento. Es interesante notar que, sin embargo, hay una única cosa que los renacidos disfrutan más que decir a la gente lo que pensar, y son las drogas. En algún momento del futuro, después de que hayamos completado nuestro Barco Pirata para las misiones, dejaremos rastros de ampollas con crack desde las clínicas de rehabilitación al puerto donde esté amarrado nuestro Barco Pirata, y eso conducirá a los renacidos hasta nosotros, porque se zampan el crack como el Pac-Man las bolitas amarillas.

El último grupo cristiano que consideraremos son los ATLETAS CRISTIANOS. Estos soldados de Dios probablemente sean más peligrosos que los renacidos debido a su tamaño y resistencia. Deben ser evitados a toda costa, y observados solo por televisión o en la relativa seguridad de nuestros asientos en las últimas filas de un estadio o polideportivo. A los atletas cristianos se les puede ver orando en medio de la cancha, campo u otra superficie después del juego, y son conocidos por golpearse el pecho y apuntar al cielo después de touchdowns, goles o canastas. Este indecoroso sentido de la propia importancia es inquietante, empezando porque probablemente Dios nunca ve los deportes. Si creen que de verdad Él va a estar prestando atención cuando ellos “dan las gracias” en sus entrevistas, probablemente son incluso más tontos de lo que parecen. Respecto al Monstruo de Espagueti Volador, se sabe que únicamente ve las carreras NASCAR y en algunas ocasiones algún partido de fútbol. ¿Cómo si no se explica la popularidad de NASCAR y la supervivencia en EEUU del fútbol como deporte profesional? Pero no lo sabemos seguro. Nuevamente, los atletas cristianos son enormemente peligrosos y estúpidos, y deben ser evitados a toda costa.

Ahora que hemos visto a los cristianos, pasemos a otras religiones. Es importante recordar que, a pesar de lo que dicen muchos cargos electos, realmente hay otras religiones, y probablemente han estado por ahí desde hace tiempo. Vayamos más lejos.

EL ISLAM es la segunda mayor religión en el mundo después del cristianismo. Cierto, no se ve a muchos musulmanes por aquí, pero vemos muchos en televisión. Parece ser que muchos de ellos viven en lugares como Irak y Afganistán. Esto es interesante de resaltar, porque parte de nuestra gran labor misionera se produce en esos lugares, donde encontramos un sorprendente número de pastafaris entre los militares. Aunque se cree que el presidente de Estados Unidos envió tropas a Irak para encontrar Armas de Destrucción Masiva, es de conocimiento común que muchas de las armas que supuestamente buscaban se fueron a Irán y Corea del Norte. Así que, ¿por qué enviar tantas tropas al país equivocado? Como saben, hasta hace poco Irak era un país gobernado por un gobierno secular, con Saddam Hussein al mando. Oficiales de alta graduación de los EEUU predijeron correctamente que sería más fácilmente convertible al Pastafarismo que, por ejemplo, Irán. El programa para llevar Su Palabra ha sido denominado por el Pentágono como Operación Deidad Ondulante Multiapéndice, u Operación DOM. Como el presidente Bush probablemente dijo una vez “Estamos haciendo progresos en Irak. Pero va a llevar tiempo”. Permanezca en sintonía para ver cómo va.

HinduismoEL HINDUISMO es otra gran religión. Hay millones y millones de hindúes en la India. Solo se necesita mostrar a un hindú la imagen de un típico dios hindú para ilustrar la extrema Tallarinidad de sus apéndices. Eso debería funcionar.

EL BUDISMO, como el MEVismo, es una religión extremadamente pacífica. Los budistas practican mucho la meditación, y sugerimos que la mejor forma de que permitan que los toque Su Apéndice Tallarinesco es sencillamente compartir Su comida favorita. Después de un par de sanas raciones de pasta, miren al budista sumirse en un coma alimenticio, lo que es muy parecido a experimentar la meditación. Cuando salga de él, seguramente habrá recibido la iluminación.

LOS JUDÍOS son un grupo interesante a considerar. Sin duda son un grupo motivado, a menudo con una esmerada educación y bien relacionado. Para los judíos de gran erudición lean lo anterior acerca de los “intelectuales”. Disfrutarán con las pruebas empíricas que les ofrezcan, y seguramente adoptarán el pastafarismo. Para los judíos ortodoxos, hábleles de los tzitzit que visten. Se dice que el mismo Moisés vestía uno, y que los flecos recordaban a Sus Tallarinescos Apéndice, así que solo podemos suponer que el Monstruo de Espagueti Volador fue el primero en hacer la sugerencia. Los cabalistas actualmente tan de moda lucen cordones rojos alrededor de la muñeca para evitar el mal de ojo. El rojo es el color de Su salsa, y el cordón es la forma de Sus espaguetis, lo que prueba que Madonna ha sido tocada por Su Tallarinesco Apéndice.

EL JAINISMO es quizá la religión pacifista definitiva. No cree en la violencia de ninguna especie. Solo comen verduras. Algunos de ellos ni siquiera visten ropas. Son como los perezosos (bradypus variegatus) de los religiosos. Acérquense a ellos lentamente, porque puede que rompan a llorar espontáneamente. Hábleles lentamente sobre la no violencia y las políticas de inclusión total. No mencione a los Piratas. Ofrézcales algo de ramen con verduras. Los jainistas suelen estar caninos y agradecerán la comida.

EL SINTOÍSMO es la religión mayoritaria de Japón, aunque es interesante aclarar que un gran porcentaje de japoneses practican tanto el sintoísmo como el budismo. Esto hace del sintoísmo un objetivo fácil. Simplemente, sugiéranles adoptar una tercera religión: el Pastafarismo. De nuevo, ofrezca algo de ramen. A los japoneses les chifla.

LOS RASTAFARIS están muy poco organizados y no demasiado extendidos. Dado que una gran concentración de rastafaris vive en el Caribe, un hábitat clave de los Piratas, los pastafaris y los rastafaris parece que se mezclan muy bien entre ellos. Lo mejor para convertir a los rastafari es esperar. Cuando les entre la gusa de después de emporrarse, ofrézcales ramen. Mencione lo bien que riman las dos religiones. Hable de las rastas de Bob Marley y compárelas con el MEV de Apéndices Tallarinescos. En realidad pensamos que muchos rastafaris ya son pastafaris.

A los CIENCIÓLOGOS es mejor dejarlos a su aire.

En resumen, hay varias formas de difundir Su Palabra. Dependiendo de la localización, puede ser más seguro colocar pasquines, trípticos, posters, etc., que enfrentarse a desconocidos. Sin embargo, aunque las octavillas y trípticos dejados anónimamente puedan convertir a algunas personas, puede que no sean suficiente para aquellos de mente escéptica. Nuestra religión es, después de todo, difícil de aceptar en un principio. Pero nadie dijo que la fe fuese el camino fácil, y tener varios paquetes de delicioso ramen, listo ya para hacer en cualquier momento, ayudará. La evangelización persona a persona es un método necesario para alcanzar a alguna gente que no se dejará tocar por Su Apéndice Tallarinesco a no ser que estés ahí con él y se lo pongas delante de la cara.

El MEV contra otras religiones

Extracto del Evangelio del Monstruo de Espagueti Volador

Una conversación sobre defensores del Diseño Inteligente, no importa lo sucinta y aparente que sea, nos conduce inevitablemente a una discusión sobre Dios y la religión. Es importante establecer firmemente que la Iglesia del Monstruo Volador de Espagueti es una religión de paz, probablemente la más pacífica de todas. ¿Cómo demostrarlo? Para explorar el alcance de esta afirmación echemos un vistazo a la religión y la violencia a través de la historia, en particular a lo que se refiere a la guerra y la muerte.

El cristianismo parece ser el Rambo de las religiones, con sus Cruzadas, la Inquisición, varias rebeliones sangrientas, los Conquistadores… La lista parece interminable. Basta con decir que cuando Jesucristo estableció, con sus hechiceras maneras a lo Yoda: “Y en cuanto a mis enemigos, a esos que no querían tenerme por rey, traedlos acá y matadlos en mi presencia”, la gente se lo tomó al pie de la letra. Los judíos y los musulmanes tampoco lo han hecho mal por sí mismos, y todavía siguen dando caña. Incluso encontramos a hindúes luchando en China. Así pues, resaltando en cada dato, hallamos que la religión puede ser violenta y dar miedo. Por otra parte, no hay ni un solo dato que avale ninguna muerte por parte del MEVismo, lo que parece que implica que tiene el más bajo porcentaje de muertes. Si esto es cierto, es una prueba evidente de que el MEVismo es una religión pacífica.

Miremos ahora a cuántas críticas hay contra el cristianismo, el islam y el judaísmo. La gente parece no poder decidirse sobre lo más simple, como qué libro sagrado seguir, no digamos ya cuál es el verdadero. Se producen discusiones entre amigos y países, decenas de miles de libros sobre todas las religiones, todos buscándose las vueltas, cháchara sobre a qué dios adorar (hinduismo), más cháchara sobre al primo de qué viejo profeta seguir (islam). Menudo chocho tienen montado. Sin embargo exactamente, se pueden contar, hay cero libros escritos buscándole las vueltas a la teoría del Monstruo Volador de Espagueti. Ni siquiera hay críticas académicas, solo apoyos por su parte, y a los académicos les encanta discutir sobre cualquier cosa. Todo esto nos lleva a pensar que el MEVismo probablemente sea la fe verdadera.

Finalmente, descubrimos que las religiones suelen poner mucho énfasis en el “dogma”, lo que es una forma de decir que tienen razón más allá de toda duda. Incluso el más devoto de los pastafaris se rascará la cabeza y se acomodará nerviosamente el parche del ojo ante esa idea. Dogma significa una creencia absoluta en algo, y para tener una creencia absoluta en algo básicamente sería necesario ser omnisciente, joder. Nosotros tenemos un acercamiento diferente: los creyentes en el MEV rechazamos el dogma. Lo que no quiere decir que no creamos que tenemos la razón. Obviamente la tenemos. Sencillamente nos reservamos el derecho a cambiar nuestras creencias según aparezcan nuevas pruebas, o se produzca una mayor comprensión de las que ya hay. Nuestro rechazo del dogma es tan fuerte que dejamos abierta la posibilidad de que el Monstruo de Espagueti Volador no exista en absoluto. Así, en cierto modo, podríamos decir que somos de mentalidad extremadamente abierta, y que algún día podríamos cambiar de opinión. Todo lo que pedimos son pruebas de Su no existencia.